Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Sin intentar darle gusto a todo el mundo. - Columnas

 

Ayer tuve una de las conversaciones más enriquecedoras y pacificadoras de mi vida con un amigo. En esencia, no comentamos algo que no sospecháramos desde siempre o que no supiéramos bien, pero sin duda, ayer fue especial el aceptar con toda dramatización el hecho de que allá afuera coexisten tantas personas con tan diferentes niveles de conciencia, que si aportamos una idea, jamás debemos intentar ser aceptados por todos... ¡¡¡es humanamente imposible!!! Cada quien ve el mundo de una manera distinta, de la manera en que se lo permite su estado de conciencia; de esa manera, tus ideas solo serán atractivas para quien alcance a verlas como buenas y verdaderas, sin depender de tu capacidad para comunicarlas. ¡Ah! ¡Cuánta paz volvió a entrar en mi recordando algo que siempre he sabido!

 

De hecho, esta reflexión de la vida real es también muy evidente en la nueva vida virtual que ya muchos llevamos, en el facebook por ejemplo. Yo aquí comunico con frecuencia mi filosofía "Nueva Conciencia", pero desde hace años no busco aceptación ni me interesa el debate. Por eso dejé de usar el facebook como página personal y cambié desde hace años a esta maravilla de una "fan page" o página pública de facebook donde la única opción que tiene el que me lee aquí es hacer un simple clic en "Me gusta" o no, y como una gran dicha de comunicación, todos pueden escribir sus opiniones también, sin que yo tenga que aceptar de "amigos" a nadie, sino que todos son bienvenidos al mismo tiempo que yo simplemente me comparto a través de mis letras e imágenes sin necesidad de filtrar a nadie y evitándome así los delicados y sensibles trastoques emocionales que hoy en día genera el ser "aceptado como amigo de facebook o no". Pues así, exactamente así es la vida real. No necesitamos ser amigos (con la aceptación que esto implica), sino simplemente compartir lo que nosotros hemos alcanzado a ver como bueno, verdadero y atractivo, para que si el otro tiene el nivel de conciencia que le permita percibirlo igual, se sienta atraído por un mismo interés y así se abra la posibilidad de iniciar una relación con la apasionante experiencia que una divina relación conlleva: poder hablar el mismo idioma. Miles y miles de personas me leen en mis publicaciones digitales, pero qué revelador ese botón de "Mensaje" que sólo al de nivel de conciencia parecido le lleva a dar un paso más allá en los círculos de intimidad e iniciar una relación más cercana con la emoción que engendra el tener niveles de conciencia similares que permiten apasionarse lo mismo. A momentos me parece que no distingo qué me genera más emoción, si lo que logro alcanzar a ver o encontrar a alguien que alcanza a ver lo mismo. 

 

Si cada vez que yo hablara intentara darle gusto a todo el mundo, en cada letra de cada palabra estaría sembrando semillas de frustración y discordia. ¡No podría vivir dedicándome a lo que me dedico! Yo simplemente reconozco que tengo determinado nivel de conciencia y desde ese, desde el que puedo, comunico lo que yo, hasta ese entonces muy particularmente percibo como bueno, verdadero y atractivo, sintiendo dentro de mí la tríada axiológica de Platón de el bien, la verdad y la belleza vibrando en mí. Y aunque no busco desde hace muchos años darle gusto a nadie con mis percepciones, no dejo de "emocionarme en paz" por el poderoso hecho de comunicar mis percepciones y así abrir la posibilidad de que otro alce la mano y me diga entusiasmado: "¡Yo también!", y ahí ambos explotar en el gozo que implica alcanzar a ver los mismo y aspirar hacia lo mismo, la dicha de conspirar (palabra cuya raíz etimológica me invita a intuir que signifique "con un mismo espíritu").

 

Atreverte a hablar abre la posibilidad de encontrarte con otro que alcance a ver lo mismo. Eso debe ser emocionante razón más que suficiente para atreverse a comunicar lo que uno cree. Hay tremenda alegría frente al posible encuentro. Pero siempre, siempre, sin intentar darle gusto a todo el mundo. No estamos aquí para ello, estamos para encontrarnos con nuestros semejantes.

 

¡Emoción por Existir!

-Alejandro Ariza.

 

 

 

 

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia