Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

No necesitas de una fecha para empezar. - Columnas

 

¡Cuánta alegría me dio ayer que vi a un paciente en pleno 11 de diciembre y me confesaba su enorme deseo de bajar de peso ya! Todas mis consultas de "Alimentación Consciente" siempre las inicio haciéndole una pregunta a mis pacientes: "¿Por qué deseas bajar de peso?". En sus respuestas vislumbro una enorme cantidad de información que como terapeuta, no puedo negar que alcanzo a ver mucho más allá de lo evidente. Mi paciente venía con mucho entusiasmo y deseo de empezar con mi tratamiento ¡ya! En algún momento recuerdo haberle dicho son cierto tono de broma: "¿Estás consciente de que se van a cruzar fechas como Navidad y Año Nuevo y quizá algunos compromisos sociales en tu tratamiento?... ¿No te gustaría empezar en enero?"... y me sorprendió enormemente que se me quedó viendo con cara de "...pero, por qué esperar para algo que deseo ya". ¡Esa es la actitud que se requiere para bajar de peso y curarte de la enfermedad que es la obesidad! ¡Esa es la actitud! Atención:

 

"Para mejorar tu vida, no necesitas una fecha para empezar... ¡solo necesitas empezar!"

 

Aseguro que mi paciente tendrá un resultado extraordinario en tan solo un mes de mi tratamiento. De verdad que ayer no supe quién estaba motivando a quién. Cuando le explicaba paso a paso lo que caracteriza a mi exitosísimo tratamiento para curar obesidad y sobrepeso, mi programa de "Alimentación Consciente", veía cómo le brillaban los ojos, veía cómo se emocionaba de verdad demasiado con el material que le entregaba y veía en mi escritorio, la tremenda atención que me ponía mientras dándole su consulta le explicaba las verdaderas razones y las sendas metabólicas de los macronutrientes, así como la explicación socioeconómica de los "lobbies" generadores de las enfermedades. ¡Su emoción me emocionaba! ¡Qué dicha poder vivir esta relación médico-paciente! Qué orgullo que me dijera que me viene a ver por que "ha visto" en mi la evidencia del éxito. Así debemos ser todos los médicos. Practicar lo que predicamos. Dando el ejemplo de auténtico bienestar.

 

A diferencia de la semana pasada donde me encontraba de viaje y otro paciente, francamente obeso, mucho, me pedía una consulta "urgente" y entre tantas conferencias y compromisos que tuve, abrí un espacio incluso mientras viajaba vía terrestre y ahí mismo le di mi consulta. Parecía interesado. Luego, cerca del final de su consulta me dice esbozando una sonrisa pícara: "Pues sí, ¡le voy a entrar! Quiero verme mejor, quiero estar mejor..., pero mejor en enero porque pues me voy de viaje y ya sabes todo lo que uno come y se antoja en estos días. No es bueno empezar una dieta en estos días. Estoy decidido a cambiar a partir del 7 de enero". ¿¡¡Decidido!!? No creo. La gente adicta a un daño siempre creerá que para cambiar se requiere o conviene una fecha ideal. ¡No señores! Para iniciar un cambio en la vida se requiere tan solo una verdadera decisión que, al tomarla, implícitamente, en ese mismísimo instante ya se empezó el cambio para mejorar. ¡Ese es el poder de una decisión! Por ello te repito, para iniciar una mejora no se requiere de una fecha, se requiere de una decisión. No se necesita una fecha para actuar, basta actuar sin necesidad de fecha. Y solo actúa quien está decidido, no quien tiene la intención. En varias de mis conferencias he explicado lo que hoy juzgo apropiado menester citar aquí: La intención no basta. Elegir no implica decidir. Elegir es optar por una opción, pero decidir es actuar ya en ella. El primer paciente del que te platico en esta nota estaba decidido, el segundo solo había elegido. El primero actuó, el segundo tiene la intención de actuar más adelante, cuando no existan factores "externos" que cree son los que modifican sus actos. ¡No señores! Los actos dignos de alguien que se jacta de ser llamado ser humano provienen de sus decisiones interiores, no de los estímulos de fuera. No somos especies exclusivamente reactivas a los estímulos externos, ¡tenemos la dicha -diferenciándonos así de los animales- de decidir por el conocimiento, algo interno, que desarrollamos y es independiente a los estímulos externos. 

 

Te puedo garantizar, con la rotunda experiencia vivida, que esta Navidad y fiestas decembrinas se pueden gozar más, mucho más, exageradamente más... estando delgados, sintiendo lo bien que nos queda la ropa, luciendo un cuerpo esbelto, sin edema ni hinchazón de ningún tipo por ingerir excesivamente carbohidratos, sal y conservadores, observando cómo en estas reuniones sociales todo el mundo habla de lo bien que te ves, todo el mundo te halaga, tú te sientes de maravilla, y lógicamente no tan solo por lo que te dicen... ¡sino porque realmente te sientes extraordinariamente bien en tu interior! Se siente un bienestar difícilmente de explicar para quien vive una alimentación consciente; te sientes ¡tan poderoso al saberte líder de ti mismo gobernándote con enorme soberanía y haciendo de tus impulsos sólo obedientes lacayos ser! ¡Se siente tan bien tener tanto poder! Poder sobre uno mismo. Y con la dicha del conocimiento adquirido, es tan emocionante saber el "bien metabólico autogenerado" al decidir comer solo con una alimentación consciente. Es tan maravilloso levantarse de una mesa sin pesar, comer y aún así levantarse de la mesa sintiéndose ligero. Es tan increíble pasar un día, semanas, meses sin gases ni retortijones ni colitis... ¡nunca! Una placenterísima experiencia que si no la has vivido, hasta difícil te será creer que es posible. Es tan maravilloso tener un estado de alerta y de vigilia tal que pueda uno concentrarse plenamente en la conversación sin sentir sueño o cansancio luego de comer o por el dañino alcohol ingerido, es tan maravilloso subirse al auto y que el asiento no esté más "aguado" que los otros porque ahí se sentaba alguien muy pesado, es tan sublime sentir energía todo el tiempo y más en estos días. ¡Es tan maravilloso vivir sintiéndose todo el tiempo extraordinariamente bien! Es tan emocionante amanecer al siguiente día y entrar a tu closet y al fin ver que toda la ropa que hay ahí, absolutamente toda, te queda perfectamente bien. Es fantástico ver la cantidad de ropa nueva que tienes ahora porque ya eres otra talla. Es tan hermoso sentir el deseo de salir a caminar en vez de decir que prefieres quedarte sentado a ver el televisor o irte a descansar. Es tan poderoso leer un libro y devorarlo sin que sientas sueño al leer. Todo esto... jamás se comparará con "disfrutar de estos días de fiesta comiendo todo lo que se te antoje o te vayan a ofrecer". ¡Jamás se comparará un placer con otro! Uno es un placer auténtico y perenne, el otro es un gozo momentáneo que genera daño permanente. Cuando "entiendes" no necesitas una fecha para mejorar, necesitas un instante de decisión. La gran diferencia es entender. Por eso mi consulta es explicar... como pocas personas explican, modestia aparte. Entender a cabalidad engendra el deseo, un deseo tal, que hace surgir la decisión inmediatamente y así, se actúa ya. "Ya", entonces, es la fecha ideal. 

 

Por Dios créeme en algo: decidirte a mejorar no es iniciar un doloroso camino de limitaciones y sufrir privándote de antojos. ¡Quién en su sano juicio va a querer eso! Déjame decirte que decidirte es precisamente lo contrario, es lograr al fin liberarte de lo que ha sido en tu vida la verdadera limitación y sufrimiento y que en tu interior sabes que así es. Soy de los pocos médicos que te pueden decir con el corazón: "...sé de lo que te hablo... yo vengo de ahí". No hay peor prisión que aquella donde no ves los barrotes. Y decidirte a vivir mejor con una alimentación consciente es como empezar a ver, casi como por arte de magia, cómo los barrotes empiezan a materializarse frente a ti y encuentras la llave para abrir la celda y salir feliz a vivir una vida extraordinaria. 

 

Si crees que empezar "ya" será otro inicio de sufrimiento para ti..., lo más posible es que hasta el momento hayas conocido tratamientos o dietas que eso te hicieron sentir y erróneamente prejuzgas que todo será igual otra vez. Por favor... ¡la ciencia ha avanzado! Hoy existen tratamientos, como el mío de "Alimentación Consciente" que lo hacen sentir a uno tan bien. Se come tan sabroso. Se vive tan bien. Se siente uno tan acompañado en una vida extraordinaria. ¡La ciencia y la psicología han avanzado! Acércate a mí y déjame darte ayuda.

 

Sirva esta nota para que, quien esté preparado en su interior, sienta el deseo suficiente de tomar una decisión ¡ya! "Ya" es el mejor momento. "Ya" es la fecha ideal. Te garantizo que "ya" es lo que tu alma desea por el simple hecho de que estés leyendo esto aquí.

 

Bendiciones y espero que, de verdad, sientas unas felices fiestas en todo tu ser, incluyendo tu divino vehículo llamado cuerpo...

 

Yo aquí siempre estaré para ayudarte.

 

- Dr. Alejandro Ariza.

 

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia