Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Lucha con un ángel - Columnas

 

 

Hoy leyendo un artículo que llegó a mí, me enteré de un pasaje Bíblico donde Jacob lucha contra un ángel toda la noche. Los kabalistas creen que ese ángel sólo sea la representación de lo que yo he llamado “El Gran Oscuro” (EGO). Por supuesto que si es una lucha, pareciera que lo que desea ese ángel es derrotarnos, como si el EGO deseara mantenernos en la oscuridad. Pero... ¡no es exactamente así! Sino que el EGO es necesario como ayuda para que nosotros descubramos la Luz que hay al derrotarlo (al descubrirlo). Con una Nueva Conciencia, la lucha significa la elección por descubrir. Pero resulta hermoso saber que el mismo EGO, paradójicamente, está ahí para ofrecernos la oportunidad de optar por la Luz. Sin el EGO, no habría opción más que la LUZ, entonces, el EGO es necesario para que nosotros experimentemos el disfrute de haber resistido a sus demandas cuando lo descubrimos y así optar para merecer la dicha de la LUZ. El EGO está ahí para ofrecerte la capacidad de elegir, y así tú disfrutes la dicha constante generada en la elección de la Luz, o el pequeñísimo gozo en el fugaz placer del EGO.

Ahora bien, fíjate cómo el resplandor de la Luz lo sientes como alegría y dicha consecuentes al haberla elegido. Por eso bien se afirma que la cosecha del amor es la felicidad. Y hoy deduzco que la cosecha del esfuerzo es el placer del merecimiento. El máximo placer, alegría y gozo no están en el premio, sino en el merecimiento del mismo. Y ese placer, alegría y gozo, son tan impresionantemente grandes que alegran al mismo EGO, al ángel con quien luchó Jacob. En los comentarios sagrados de las escrituras se dice que el mismo ángel del mal estuvo muy contento con el resultado de que Jacob lo hubiera derrotado, y por ello, por primera vez desde el inicio del mundo, el ángel le cantó al Creador festejando que alguien lo hubiera derrotado porque nunca antes nadie lo había logrado.

Por primera vez, hasta el ángel de la oscuridad (EGO) se alegraba incluso hasta el canto! Sintió hasta ganas de cantarle al Creador porque un alma humana lo había derrotado. ¡Qué hermosa lección aquí se revela! Ahora bien, ¿cómo se derrota al ángel del mal (El Gran Oscuro, EGO)? Respuesta: ¡Eligiendo lo contrario a sus demandas! Esa es la opción de la Luz. ¿Cuesta trabajo? ¡Por supuesto! Pero trabajo que en misma magnitud tiene su recompensa.

En fechas como estas, vale la pena entender que con cada opción que la vida nos presenta en forma de demandas de nuestro EGO (coraje, resentimiento, envidia, celos, preocupación, venganza, ambición, depresión, etc.), siempre y por lo mismo, existirá la opción contraria, la de la Luz (amor, perdón, compasión, alegría, feliz esfuerzo, pasión por compartir y colaborar), y de esa manera, en todo momento DETENERNOS A PENSAR (ver más allá de los oscuro), SENTIR Y ACTÚAR como consecuencia de una Nueva Conciencia de Luz. Creo que es la manera en que Dios reluce en tí Su Luz; la Luz así nos atraviesa porque nosotros le abrimos la puerta (la manija está en el corazón) con nuestra elección y nos baña con esa sensación indescriptible de verdadero amor, paz y satisfacción pura que sucede como consecuencia de nuestra elección. Con lo que hoy te he querido revelar, “luchar” significa estar en el “ring” de la constante elección de la vida cotidiana. Yo como conciencia atestiguo la “lucha” de mi capacidad de elección (y si para luchar hay que ejercitarse, pues ese ha de ser el ejercicio de mi libre albedrío): la constante lucha entre elegir entre mis impulsos reactivos ante la forma (donde gana el EGO), y mi elección proactiva trans-formadora (ir más allá de la forma) donde gana la LUZ: La Única Zahorí (persona que es capaz de ver lo que está oculto!). ¡La LUZ está escondida detrás del EGO!, ahí es donde más le gusta esconderse, y tu y yo lo único que tenemos que hacer es BUSCARLA encontrándola con cada elección que hacemos. ¡No sabes mi emoción de hoy revelarte este nuevo código que se me acaba de ocurrir acerca de la LUZ (La Única Zahorí), ya que acabo de investigar que zahorí es la persona con la capacidad de descubrir lo que está oculto. ¡Descubrir! Es decir, dejar de cubrir... la LUZ está cubierta por capas y capas de oscuridad (EGO), que cuando las quitamos (descubrimos) lo único que refulge es lo único que realmente hay: LUZ. ¡¡¿Te gustó?!! A mí me encantó. Adquirir esta sabiduría es hermoso, pero bajarla a la aplicación práctica en la vida cotidiana es un encanto que justifica con creces tenerla. Te compartiré un ejemplo:

Hace un momento gané una lucha, pero para no usar el verbo “ganar” que es característica placer del EGO, mejor diré: Hace un momento elegí LUZ, y sólo así vi, sentí y reflejé LUZ. ¿Qué tal? Te platico: supuse que hoy vendría a verme alguien a quien quiero mucho, casi lo di por hecho. Le envié un mensaje de texto diciéndole que aquí le esperaba y recibí de respuesta otro mensaje que decía: “...no sé si pueda ir, pero te aviso, va?”. ¡De inmediato sentí recorrer por mi cuerpo a mi ángel EGO! El Gran Oscuro me hizo pensar que eso no debía ser y con ello sentí en fracciones de segundo la reacción de coraje, frustración, desilusión, misma que me invitó a actuar de inmediato escribiendo un mensaje que dijera algo así como: “Una vez más, quedas en algo y no cumples, ajá sí, sé que no vendrás, mejor ni vengas ya... bla, bla, bla”. Si de escribir se trata, la creatividad me surge en forma de manantial. PERO me detuve, me resistí. ¡Ya había empezado a escribir el mensaje cuando me resistí y empecé a borrarlo! ¡En esa resistencia y cambio por Nueva Conciencia, emana LUZ! Cerré mis ojos. Respiré profundo. Y a continuación escribí el siguiente mensaje: “Va! Te quiero mucho”. Eso fue todo. Y créeme. Lo que sentí ipso facto fue paz, armonía. La Luz me atravesó en ese instante, sentí su paz y amor, y estoy seguro que reflejé en aquella persona la misma Luz, porque aquella persona al leer lo que le escribí podría apostar que se sintió bien. ¿Sabes? No me extrañaría que terminara viniendo. Y ¿sabes otra cosa? Si no viene, no pasa nada. Nada. Es cuando empiezas a caer en la cuenta de que todo está bien, pase lo que pase. Y es que todo está bien nunca por lo que pase, sino por la reacción o no que yo tengo con respecto a lo que pase. El bien es una elección “dentro” de mí, no una consecuencia de lo que pase fuera de mí.

Entonces ya te digo, cuando eliges la Luz, la única manera de que ejerzas tu libre albedrío para elegirla, es que ésta se presente como opción, y de esa manera es menester la existencia del EGO como la otra opción. Si no fuera así, ¡no podrías elegir! Y si no pudieras elegir, no tendrías la diaria y constante opción de experimentar dicha, paz, gloria y felicidad con su máxima expresión como “merecimiento” a tu elección. ¡No es hermoso entenderlo! Por eso, el EGO es un ángel que hasta podríamos bendecir porque su presencia nos da la oportunidad de elegir en tanto gozo en la Luz.

Hoy en las reuniones decembrinas, te ga-ran-ti-zo que el ángel del mal como el que se le presentó a Jacob podrá estar sentado incluso en la misma mesa o sala que tú... bendícelo y agradece su presencia. Y no, no creas que me refiero a ese familiar o amigo o amiga que no soportas... no. El ángel oscuro está sentado en la misma silla que tú. El enemigo no está enfrente, el enemigo es “tu reacción”. Si eliges, con una Nueva Conciencia, la Luz, entonces verás que pase lo que pase, no reaccionas, sino más bien eliges proactivamente. Eres un zahorí. ¡Que esta Navidad se haga la Luz en tu corazón! Con todo lo que este deseo implica luego de lo que te he expuesto aquí. ¡Emoción por Existir! -Alejandro Ariza. www.alejandroariza.com 

¿Te gustó lo que leíste? ¿Crees que le puede servir a otra persona? ¡Compártelo con familiares y amigos dirigiéndolos a esta página de Nueva Conciencia! Te invito a que comentes y compartas aquí abajo en la sección de envío de comentarios. Expandamos la Luz.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia