Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Compasión - Columnas

 

 

Cavilo acerca de la compasión, ese sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias, como lo define el diccionario de la Real Academia Española. Sin embargo, con una Nueva Conciencia, quiero ir más allá de esta ortodoxa definición. Así, pensé en la música para analizar lo que percibo en un juego de palabras dentro de ‘compasión’. Observa estas definiciones dentro del mundo de la música:

 

Compás: Signo que determina el ritmo en cada composición o parte de ella y las relaciones de valor entre los sonidos.

Ritmo: Grata y armoniosa combinación [...].

Armonía: (1) Unión y combinación de sonidos simultáneos y diferentes, pero acordes. (2) Conveniente proporción y correspondencia de unas cosas con otras.

 

Y si en etimologías la terminación “-ción, -sión” significa “acción de”, entonces compas-sión, quiero definirla como:

 

La acción, como signo de nuestro sentimiento, 

que determina una relación de valor y grata unión, 

en conveniente proporción y correspondencia, 

por comprensión de unos con otros

 

Aunque por definición nominal, la compasión es un sentimiento, yo no puedo entender ese sentimiento si no te lleva a una amorosa acción consecuente: la empatía, la identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo del otro. Y la empatía solo la logras cuando comprendes, cuando entiendes al otro, sus motivos y razones para sentirse de determinada manera. Y solo comprendes y entiendes cuando sabes, cuando te entera de los verdaderos motivos y razones que tiene el otro para sentir lo que siente y cuando sabes cómo funciona la psicología humana, y cuando sabes de la vida, y ese “saber” lo logras cuando deseas saber, y ese deseo lo tienes cuando quieres vivir en paz. Así, se crea un círculo virtuoso. Mira cómo lo he diseñado:

 

 

La compasión me debe llevar a la acción surgida del deseo de aliviar el dolor del otro, porque ese dolor me duele tanto a mí como al otro. Este nivel de conciencia se tiene sólo cuando se ha logrado saber que todos somos uno. Y por supuesto que podríamos analizar el desafío para el desarrollo humano que implican cada uno de los puntos.

 

  1. Deseo de vivir en paz y feliz. Este es un deseo no tan común, ante la evidencia del comportamiento de mayorías. Y como siempre lo he afirmado en mis conferencias, sin deseo no se emprende nada, y de hecho, lo que lleva a emprender la acción concreta es “la magnitud” de ese deseo. Cuando se tiene la suficiente magnitud del deseo por vivir en paz y feliz, entonces y sólo hasta entonces, es que emprenderemos la...
  2. Acción. Aquí es cuando nos atrevemos a hacer algo por el otro, cuando ayudamos para aliviar el dolor del otro. Es cuando realizamos una acción concreta, observable, cuantificable, medible, evidente, que ayuda al otro. Y la verdad, creo que no hay nada más satisfactorio en la vida que ayudar. En varias ocasiones hay una empoderante sensación de heroísmo cuando liberamos al otro de su dolor. Y quizá, para eso nos pusieron aquí en al tierra. Sin embargo, para que yo me atreva a hacer algo por el otro, he de “sentir” el factor disparador, el efecto gatillo que me impulsa a actuar y no sólo a quedarme como observador. La acción se sucede cuando siento...
  3. Compasión. Este sentimiento es prácticamente la acción por estar tan íntimamente relacionadas. La verdadera compasión, la real, la auténtica, no te puede dejar sintiendo en forma aislada. Este es un sentimiento para actuar en innegable consecuencia. Es un sentimiento que al llevarte a actuar determina una relación de valor y grata unión con quien ayudas. Y tu capacidad de ayuda será en conveniente proporción y correspondencia a las habilidades de ayuda que hayas desarrollado en la vida. Creo que por eso es tan valioso “prepararse”, porque a fin de cuentas, toda preparación terminará siendo para ayudar a otros. Sin duda, la única manera de no compadecerte es cuando te has aislado suficientemente de lo que sientes, cuando “anestesias” tu sentir para hacer como inadvertido el dolor y la pena que pasa frente a ti. Y muchos anestesian su sentir para no experimentar dolor o pena ajena, y es que no saben que en este círculo virtuoso, sentirla te lleva a ayudar y esto a sentir precisamente lo contrario, paz y felicidad al haber ayudado. Ahora bien, para alcanzar a sentir suficiente compasión, debes lograr la...
  4. Empatía. Entender el mundo de significados de la otra persona, cuando te identificas mental y afectivamente con el ánimo (alma) de la otra persona. Es “ponerse en los zapatos del otro”. ¡¿Pero cómo lograrlo?! Respuesta: ¡Escucha! Desarrollando la divina habilidad de el arte de saber escuchar. Y ello implica que renuncies a tus prejuicios y deseos de siempre interrumpir al otro con tus lecciones autobiográficas. ¡Escucha! Atiende sin juzgar. Todos estamos buscando nuestra felicidad y todos tenemos razones que encontramos válidas para nuestro proceder. Si escuchas pacientemente al otro, te enterarás de esas razones, y ahí caerás en empatía, ahí podrás alcanzar a sentir un suficiente “ahora entiendo”. Llegas entonces a la empatía porque has desarrollado tu capacidad de...
  5. Comprensión. Es esta facultad o perspicacia para entender y penetrar las cosas, para adentrarte de tal manera que por ello logres descifrar lo que en la superficie se percibe como un enigma, como algo incomprensible o inaceptable. Basta con que profundices y verás la lógica que cada quien alcanza a tener para justificar su proceder. “En el fondo” es donde se encuentran justificados o naturales los actos o sentimientos del otro. Por ello, quien se queda en la superficie, no comprende. Y si no comprende, no empata. Entonces imposible que se compadezca y jamás hará nada para ayudar. Esa persona no conocerá el grado de paz y felicidad que ayudar genera. Pero si profundizas, descubres, comprendes. Y la herramienta más poderosa para profundizar es adquirir...
  6. Conocimiento y sabiduría. Sólo el que sabe comprende. Y no solo el reto de saber lo que siente el otro y saber de los argumentos con que justifica su sentir y proceder, sino ir mucho más allá y saber del comportamiento humano, saber de psicoespiritualidad, saber de lo que atañe al humano en cuanto a tal, saber de la vida, tener esa sabiduría que incluso en varios casos sólo la vida misma te da. Estudiar y estudiar profundamente del comportamiento humano, tanto en los libros formales de educación profesional, tanto en el valioso libro llamado “vida cotidiana”, desarrollará cada vez mayor capacidad de comprensión. Por eso los sabios viven tan en paz y felices. ¡Saben tanto! Saben tanto que comprenden, y así empatan, y por ello se compadecen a tal grado que llevan a cabo la acción más atinada para ayudar al otro a aliviar su dolor, y en ello el sabio encuentra una gran paz y felicidad. Se cierra un círculo virtuoso. Lo que he llamado el círculo virtuoso de la compasión.

 

Todo empieza con tu deseo de vivir en paz y feliz. Y ese deseo, habiéndosete revelado el día de hoy el círculo virtuoso que genera, te lleva a descubrir cómo el conocimiento genera felicidad y paz. Es un círculo hermoso este proceso. Te recomiendo que lo observes y lo memorices... para que pronto lo compruebes! Con el tiempo podrás comprobarlo en su presencia o ausencia, como cuando veas manifiesto cómo le caracteriza a un ignorante ser atemperante, es decir, no poder gobernar sus impulsos y atropellar a los demás en palabra o acción, siéndole vedado al ignorante la dicha de compadecerse. Imposible. No tiene la capacidad. Es pedirle peras al olmo. Si algo le caracteriza al ignorante es su carácter explosivo e iracundo. Una persona así le será casi imposible sentir compasión, más bien hay que sentirla hacia él, precisamente porque no sabe.

Espero que observando el círculo virtuoso que desarrollé para la comunidad Nueva Conciencia, sientas la suficiente atracción para vivir esa paz y felicidad descubriendo los pasos que hay que dar para experimentarla. Te afirmo: todo conocimiento que adquieras en materia de desarrollo humano, te deberá servir para ser más compasivo. Recuerdo hace muchos años que leía acerca de la vida de un gran santo, San Agustín, donde alguna vez afirmó algo así como: “Nada del ser humano me es ajeno, precisamente porque yo soy uno igual”. ¡Qué nivel! Y precisamente se trata de eso. De que nada nos sorprenda del quehacer humano, por más deplorable que esto sea, en virtud de que somos uno, y comprendamos que mucho del comportamiento del lado oscuro de la existencia es tan solo por que no se tiene el conocimiento de la luz. Entonces... en la medida de nuestra capacidad, en la medida de nuestro despertar, adquiramos y compartamos el conocimiento y sabiduría que brinda la luz. Al fin ya viste, éste te lleva a paz y felicidad. Vivir este círculo virtuoso de la compasión me ha generado, y espero a ti, una gran... ¡Emoción por existir! -Alejandro Ariza.

 

Disfruta de este video, de Karen Armtrong, la iniciadora de propagar la "Compasión" como movimiento y quién lanzó una invitación a diferentes pensadores y líderes de opinión del mundo. Con entusiasmo acepté esa invitación. Es uno de los videos de TED que más he disfrutado:

 

 Haz clic para leer:

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia