Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

El mejor momento. - Columnas

 

 

Cuando no estés enfermo, es el mejor momento para cuidar tu alimentación y hacer ejercicio. Cuando no te sientas solo es el mejor momento para procurarte un espacio de soledad. Cuando no necesites de alguien, es el mejor momento para ver a ese alguien. Cuando no necesites dinero, es el mejor momento para hacerlo. Cuando no necesites dar lo mejor de ti en tu trabajo, es el mejor momento para dar lo mejor de ti en él. Cuando no necesites ningún negocio, es el mejor momento para emprender uno.


        ¿Por qué pensé hoy en esto?


        Porque me queda claro que sólo hay dos causas por las cuales hacemos lo que hacemos: por inspiración o por desesperación. Y cuando no necesitamos de algo y aún así lo hacemos, muy posiblemente lo estamos haciendo por el enorme poder que tenemos y que yace oculto dentro de nosotros mismos pero que sólo cobra vida al estar inspirados. Este poder lo he sentido un gran número de veces y sé perfecto de lo que te hablo. Este poder indescriptible, existe; ahí todo se hace fácil. En cambio, cuando sentimos la imperiosa necesidad de hacer algo, entonces solemos hacerlo a la fuerza por estar desesperados sintiéndonos hasta abajo con el mundo encima e intentando salir de una montaña de tierra que sentimos sobre nuestros hombros, nuestra postura así la percibimos como extremadamente débil con respecto a los desafíos tan grandes que vemos encima nuestro; ahí todo se hace difícil.

Sin duda, el mejor momento para emprender un proyecto será cuando estés inspirado y no desesperado. Al que se desespera le gana al ansia, lo abruman los compromisos que siente encima, lo bloquean las prisas, se atropella en sus planes, hace lo que tiene que hacer con total desenfoque; se debilita y pierde. Por todo ello, lo que emprende no cristaliza en realidad aumentando así aún más su desesperación, cayendo en un deplorable y debilitante círculo vicioso. Su estado actual parece decirle: “Nunca lo vas a lograr”. Alguien así siente desde su exterior la causa para emprender la acción: razones que le imponen la vida o los demás. Se ve obligado.

Al que está inspirado le sucede una calma y quietud que aceleran todos los procesos, mantiene todo el tiempo su enfoque en lo que está realizando, obtiene resultados contundentes acompañados con una profunda sensación de realización personal acompasada de una singular alegría y emoción por existir. Su estado actual parece decirle: “Puedes lograr todo lo que te propongas”. Alguien así siente desde su interior la causa para emprender la acción: motivos que prefiere él mismo. Se ve responsabilizado.

Una persona desesperada, necesita; una persona inspirada, prefiere. Y la diferencia así es tajante en cuanto a calidad de vida se refiere.

Cuando alguien te ofrezca un negocio y tu creas no necesitarlo, ¡no lo rechaces! Es quizá tu mejor momento para hacerlo. Cuando alguien te proponga hacer alguna dieta y tú creas estar bien, ¡no la rechaces! Es quizá tu mejor momento para hacerla. Cuando la vida te proponga conocer a alguien y tú creas que no necesitas de nadie más, ¡no rechaces la propuesta! Es quizá tu mejor momento para ampliar tu mundo o conocer a esa persona tan maravillosa que en algún momento pensaste encontrar. Cuando alguien te proponga un cambio y tú creas estar bien así como estás, ¡no lo rechaces! Es quizá tu mejor momento para probar algo nuevo. Te garantizo que si lo haces así, no habrá desesperación, sino te darás la sublime oportunidad de intentar un cambio en el mejor momento, esos momentos sin riesgo alguno, donde podrás preferir sin presiones de ningún tipo. Abrirás las puertas a la inspiración.

Piensa. ¿Por qué haces lo que haces? ¿Por inspiración o por desesperación? ¿Motivos o razones? ¿Debilitante obligación o empoderante responsabilidad? Tu estado actual te revelará la respuesta. Te invito a que emprendas la acción en el mejor momento: cuando no la necesites. Así te vas a adelantar a cualquier necesidad dándote la exquisita y empoderante dicha de estar inspirado, de preferir pacíficamente. Ahí es enorme la... ¡Emoción por Existir! -Alejandro ArizA.

 

 

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia