Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

La más bella historia de amor. - Columnas

Esta breve nota trata meramente de una gran recomendación para ver, junto con algunas reflexiones que la aderezan. Quizá no haya visto jamás nunca antes una historia de amor más hermosa en película que la que ayer por la noche pude apreciar con toda mi alma. Se trata de la extraordinaria película “The notebook”. Ayer, todo confabuló para que al fin la pudiera ver. Es una película que la vida me envió la señal de verla desde hace sus casi 2 años en que empezó a publicarse. A principios del 2004, llegó a mi un promocional de la futura presentación en los Estados Unidos; luego en junio 25 del 2004, su presentación oficial, estaba de viaje y fui tentado a verla, pero no. Algo me decía que debía verla junto con mi alma gemela, de otra manara no sería lo mismo. Luego, a finales del 2004, llegó a México y continuamente recibía la señal para irla a ver. Por una u otra razón no pude ir. La semana pasada, caminando por una de mis tiendas favoritas, “fye”, mientras buscaba un DVD, al mover los discos, uno calló al suelo cerca de mí. Sí, efectivamente se trataba de “The notebook”. Obviamente la compré. Sin duda, cuando un mensaje debe llegar a ti, se insistirá una y otra vez, hasta que se logre. Por más resistencia que se suceda, la señal seguirá siendo enviada.

            Hoy tuve invitados a comer para luego también disfrutar en mi casa de otra película. Sin embargo, por razones de último momento, no pudieron quedarse a ver la película y nos quedamos solos Adis y yo. Entonces, definitivamente todo confabuló para que en ese momento, sin distracción alguna, nos dispusiéramos a ver la más hermosa historia de amor que jamás haya visto creo hasta el momento (¡y he visto gran cantidad de ellas!). Creo que bajé 5 kilos correspondientes a lágrimas al final de la película. Adriana y yo abrazados sollozamos como, juzgamos, nunca haberlo hecho antes. Lloramos, nos abrazamos, nos besamos, y le dimos infinitas gracias a Dios por tener la dicha de vivir una amor así. Tan solo puedo afirmar que un amor de esa magnitud… ¡existe! Me llamó la atención que una de las amigas de mi alma gemela le dijera cuando vio la película: “…hacia el final me acordé muchísimo de ustedes”. La tenía que ver para emitir también mi juicio. Esta historia no es fruto tan sólo de la imaginación del novelista. Es un relato de lo posible, es un retrato de lo factible. Al final, luego de largo rato para que se nos pasara el llanto y el dolor de cabeza y garganta de tanta emoción, llegamos a afirmar: “Qué triste que mucha gente no alcanza a vivir un amor así y quizá juzguen que se trata de un imposible novelezco”. Pensé en su amiga y me dije: “Qué increíble que en lugar de pensar en su propia vida de pareja en una película así, más bien pensara en otros dos”. Lo expuesto en la película yo sé que no es mera novela de ficción. Pero también sé que no muchos lo viven y por ello creen que solo sea privilegio de algunos. La invitación a amar siempre es para todos, pero aceptar la invitación para vivir enamorados de la vida, ese sí es privilegio de sólo algunos, los que lo eligen vivir. A los otros el ego no les permite vivir así. Una vez más, el ego.

           La frase que para mi punto de vista abre en forma espectacular la historia, es la que cita el novelista, Nicholas Sparks, casi al principio de su obra, cuando su personaje principal, Noah Calhoun, dice: “Soy un hombre común, con pensamientos comunes, y he vivido una vida común. No existen monumentos dedicados a mí y mi nombre pronto será olvidado, pero he amado a alguien con todo mi corazón y con toda mi alma y, para mí, esto siempre ha sido suficiente”. Desde ese instante supe que se abría un manjar espiritual en mi noche frente a una formidable película.

           Sé que quizá muchos de mis lectores ya la vieron, y lo siento al no saber cómo la titularon en español, pero por ello usé la foto de la película enmarcando mi nota para aquel avezado que la pueda identificar. Sí, también sé que ya tiene poco más de un año en que se presentó en cines. Mi tiempo ocasionalmente no está sincronizado con la moda en el mundo del entretenimiento y yo hasta ahora la pude ver. Y sí, también sé de la influencia que tengo en mis comentarios para que sirvan como opción en quien me lee. Por ello, en virtud de la misión de mi vida, juzgo a esta película como un “deber ver” en Nueva Conciencia. Insito, this is a must.

            Hay tantos mensajes propios de Nueva Conciencia en esta inolvidable historia que nombrar todos los que alcancé a ver sería extender esta breve nota a todo un ejercicio crítico-espiritual de enorme extensión. No es el caso. Ni para como tengo los ojos en este momento me permitiría hacerlo. Sin embargo te conmino a que la veas con total atención. Y si ya la viste, te desafío a que la vuelvas a ver pero con tu Nueva Conciencia, donde te garantizo que comprenderás mucho más de lo que percibiste en la primera ocasión. Sé, con todo respeto, que no todos alcanzarán a ver lo que esta hermosa historia muestra. Los ojos no ven lo que la mente no conoce, y la mente suele no conocer si el corazón no ha llegado a sentir. Por eso afirmo lo dicho. Pero también he de afirmar que vale la pena intentar ver, o lo que sería lo mismo…, vale la pena atreverse a sentir.

            El poder de la determinación; la fuerza del amor; la maravillosa dicha de una vida simple; la magia del romanticismo; el desafío de librar obstáculos en una relación; la envidia incluso intrafamiliar; la tonta y necia dualidad entre amor o dinero para elegir pareja; la confrontación con la verdad; la fe y la paciencia; el triunfo del amor y su creación de milagros, entre otros, son los temas que podría desarrollar, cada uno de gran extensión, luego de percibirlos en la película.

            He calibrado esta película en DVD y la califico como uno de los elementos de más alta frecuencia vibratoria en su género. Energéticamente hablando, te insisto en que te expongas a ella. La fotografía es cautivadora. También, algo de lo que más alta frecuencia vibratoria sinergiza con la historia, es la espectacularidad de la música. La banda sonora de la película es sublime. Uno de mis mayores placeres también lo experimenté terminando de ver la película, luego de reponerme de tan alta emoción, busqué su contenido musical en Internet y lo encontré. Compré y bajé el disco en línea, y en 15 minutos ya lo estaba escuchando en total oscuridad con Adis, sentados, abrazados y con los ojos cerrados volviendo a sentir. Bajamos otros kilos de lágrimas sin duda. Caray…, ¡¡¡la vida es hermosísisisima!!! Si sintieras lo que siento en este momento, cerca de las 3 de la madrugada, estés viviendo lo que estés viviendo, ¡me entenderías tanto!

            Cuando puedes estar abrazado con el ser que más amas y quien más te ama por más de 3 horas, sin interrupciones de ningún tipo, comunicándote sin usar palabras, y así casi todos los días de la semana y ya durante años. Cuando puedes gozar en misma intensidad la obra de arte musical que decides escuchar junto con tu ser amado. Cuando te sientes verdaderamente libre estando juntos. Cuando nada ni nadie puede interrumpir tu paz compartida en dos. Cuando vives agradeciendo a Dios todos los días por poder vivir con alguien un amor auténtico incluso luego de 15 años de convivir intensamente con ese alguien. Cuando estás más allá del qué dirán (pero mucho, mucho más allá). Cuando frente a una obra de arte alcanzas a sentir lo que el mismo artista sintió cuando la creó. Cuando no quieres que el tiempo pase y te das cuenta que efectivamente éste se detiene en un estático éxtasis de reconocimiento de la verdad. Cuando te das la oportunidad de vivir. Cuando así, por un lado u otro percibes a Dios y su creación. Cuando pueden pasar 10 horas en continua conversación con tu ser amado y no lo sientes o percibes que fueron 10 minutos. Cuando pasan los años sin que exista el más mínimo pleito. Cuando libre y amorosamente decides convivir sólo y exclusivamente con quien está a tu nivel de conciencia y nadie más. Cuando, dentro de muchas otras maravillas, te sucede todo esto y descubres que, como cualquiera, lo puedes crear si te atreves a ser quien realmente eres… la consecuencia más natural e intensa es una vida llena de ¡Emoción por Existir! – Alejandro ArizA.

Pd: Uno de mis más grandes deseos, por los que oro y medito prácticamente a diario, es que todos mis seguidores en Nueva Conciencia vivan en carne propia la más bella historia de amor, de su amor. Que logren descubrir así el paraíso aquí en la Tierra. Sabe esto: estás en mis oraciones. Ama. Ama, tengas que hacer lo que tengas que hacer, tengas que cambiar lo que tengas que cambiar. Solo amando así, todo lo demás te llega solo. Y si no te llega, es que no estás amando para como fuiste diseñado a hacerlo.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia