Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Honrar mi tierra con esperanza. - Columnas

Debo respetar, celebrar o enaltecer mi tierra, es decir, honrarla porque hay claras señales que invitan a ello. Pero solo las alcanzamos a ver si ponemos atención. Y precisamente eso fue lo que hice este fin de semana, puse mucha atención. Y sabes qué se me hizo evidentísimo: hay mucha gente que en verdad es bondadosa, incluso en un ambiente que no parece serlo así. Y una gran muestra de esto fueron todos los correos que recibí, así como los comentarios enviados aquí en mi página en mi nota anterior. ¡Gracias! Una vez más se demuestra que cuando alguien se lanza a hacer el bien y a solicitar ayuda para expandirlo, hay muchos que lo siguen. Muchos.

            En casi todos mis libros he hecho referencia a una de las frases en las que más verdad encuentro intrínseca, es de Aristóteles cuando dijo: “En el mundo no hay maldad, lo que hay es abundante ignorancia”. ¡Cierto! Y eso es precisamente lo que pasa en algunas partes de mi tierra, en mi país, en mi mundo. Todo lo que vemos como maldad, no es tal, sino mera ignorancia de la energía del amor. Es decir, por ejemplo, la oscuridad no existe en sí misma, lo que existe es la ausencia de luz, que poniendo atención al fondo del concepto, crea una enorme diferencia perceptual.

            No hay gente mala, no hay políticos corruptos, no hay policías coludidos, no hay empresarios abusivos, no hay familias agresivas, sino más bien, lo que hay es gente, políticos, policías, empresarios y familias que ignoran la fuerza del Amor. No la conocen y así no la pueden elegir para practicarla en sus vidas. ¡Por eso tengo tanta fe en Nueva Conciencia donde sí la conozco y bien, la vivo intensamente y todos los días, y como misión la intento expandir a donde más pueda mi voz! Por eso nos encontramos tú y yo aquí. Con personas como tú, como yo, afirmo que debo honrar mi tierra, porque aquí ¡también estamos nosotros practicando día a día el Amor en tantas de sus formas! Por ti, por mí, quiero honrar a mi tierra, que bien la siento como el planeta mismo.

            El ser humano que no honra su tierra, no se honra a sí mismo. En uno de los clásicos mitos griegos de la creación, uno de los dioses, furioso porque Prometeo ha robado el fuego para dar la independencia al hombre, envía a Pandora para que se case con su hermano, Epitemeo. Pandora llevó consigo una caja que tenía prohibido abrir. Sin embargo, del mismo modo que Eva en el mito cristiano, su curiosidad es más fuerte y levanta la tapa para ver su contenido, y en ese momento todos los males del mundo salen de ella y se esparcen por la tierra.

            Pero cuenta el mito que sólo una cosa se queda dentro de la caja: la Esperanza.

            Por eso, pese a que todo indique lo contrario, pese a mi tristeza de hace unos días al hacer algo que nunca hago: ver los noticieros y leer algunos encabezados del periódico, pese a mi ocasional sensación de impotencia frente a la gran fuerza del narcotráfico y la corrupción, pese a estar hace unos días casi convencido de que nada irá a mejor en mi país con la clase de políticos que lo quieren gobernar, no puedo perder lo único que me mantiene vivo: la esperanza, esa palabra sobre la que tanto ironizan algunos pseudo-intelectuales, considerándola un sinónimo de “engaño”. Esa palabra tan manipulada por los gobiernos, que prometen sabiendo que no van a cumplir y desgarran así aún más el corazón de las personas. Esa palabra muchas veces está con nosotros por la mañana, es herida en el transcurso del día y muere al anochecer, ¡pero resucita con la aurora!

            Para mí, en Nueva Conciencia, la esperanza no es tan solo una hermosa palabra, no tan solo es la confianza de lograr algo, es la virtud teologal en nuestro ser, esa virtud por la cual se aguarda de Dios su gracia en este mundo y la gloria, pero voy más allá y me sorprendo cuando descubro a Dios dentro de mí. Y de ese divino hallazgo surge mi poder para generar gracia y gloria aquí en esta tierra con todo lo que hago en ella, al igual que cualquier otro ser humano que tiene la intención de sentir a Dios, así es la gran capacidad para transformar que tenemos todos nosotros cuando optamos por la fuerza del Amor, es el divino momento donde la energía de Dios nos atraviesa y así juntos co-creamos una tierra en forma de paraíso. Pero hay que hacerlo diario, diario, diario.

            Sí…, existe el dicho “contra la fuerza no hay argumentos”, pero también existe este otro: “mientras hay vida hay esperanza.” Y yo me quedo con éste último. Si estoy vivo, busco en el fondo de la caja de Pandora y la encuentro, hay esperanza, y aquí en Nueva Conciencia, tengo la fortuna, la dicha incólume de ver cómo la esperanza se transforma en certeza viva. Con todos los comentarios que recibo, con la retroalimentación que mis lectores me dan, con los testimonios en mis conferencias, justifico todo lo que mi corazón me dice que haga en esta tierra. Existe el bien, me consta. ¡Y existe en mi tierra! Nada puede detener la luz de un amanecer por más que se esfuercen en prolongar la oscuridad que le precedía.

            Una frase que ahora viene a mi, es del jesuita Teilhard de Chardin, cuando dijo: “Ya dominamos la energía del viento, de los mares, del sol. Pero el día que el hombre sepa dominar la energía del amor, será algo tan importante como el descubrimiento del fuego”. Pienso que esa energía solo la descubrimos cuando experimentamos nuestra verdadera esencia, pero solo así. Mientras el ser humano “se ande por las ramas” solo andará dando vueltas en círculo, pero cuando de verdad intente sentir amor en todo su hacer, entonces se dirigirá a su centro, a su esencia, a la energía del amor. Y sé que esa energía es cuando Dios atraviesa por nosotros, se hace nosotros, o más bien, nosotros nos damos cuenta de que somos Él. Esa energía pasa por nuestro cuerpo, y ahí nuestra mente se abre a niveles de compresión jamás antes nunca experimentados. Por eso es tan tremendamente importante la meditación diaria.

            La historia jamás cambiará a causa de la política o de las conquistas o de teorías económicas o por guerras. Esto lo venimos viendo desde el inicio de los tiempos. La historia cambiará cuando podamos usar la energía del amor igual que usamos la energía del átomo o la del magnetismo. Esta energía me consta, vivencialmente, que existe. Solo hay que intentar conectar con ella y ahí se “siente” la verdad. Cuando el poeta italiano Dante Alighieri escribió La divina comedia, dijo: “El día que el hombre permita que el verdadero amor surja, las cosas que están bien estructuradas se transformarán en confusión y harán que se tambalee todo aquello que pensamos es cierto, que es verdad”. Hace tiempo no lo comprendía, pero hoy se me hace tan lógico…, y es que vivimos en un mundo políticamente muy bien estructurado, pero en egos, maldad, corrupción, pobreza, abuso y mentira, por ello, cuando surja la energía del amor, todo aquello se tambaleará. Y ¿sabes algo? Ya se está empezando a tambalear. Ya somos muchos en el planeta, en nuestra Tierra, que estamos permitiendo que la energía del amor atraviese nuestros cuerpos y transformándonos así en luz para la humanidad. Esto lo debes sentir incluso mientras lees esto. Y es que no es algo que se deba comprender, es algo que se siente.

            ¡Qué bueno que estamos tú y yo aquí! Créeme en esto por favor: Nunca pongas en duda la enorme y poderosamente transformadora fuerza que un solo ser humano tiene para generar cambios en la tierra. Un solo hombre puede hacer que todo cambie. Ha habido muchos testimonios de esto en la historia de la humanidad. Entonces, imagínate lo que puedes hacer tú. ¡Puedes! Y ahora imagínate lo que podemos hacer juntos. ¡Podemos! Y no hay que luchar en absoluto. No existe ninguna lucha en esto. Simplemente existe la maravilla de irradiar nuestro entusiasmo y nuestro amor cuando hemos elegido vivirlo. Tu sola presencia es poderosa cuando vives la energía del amor. Insisto no tienes que luchar para nada, sino precisamente todo lo contrario. Lo podrás notar cuando te encuentres en un estado de “amorosidad” y convivas con gente, ellos te lo podrán decir. Por ti, por mí, honro mi tierra, porque también existe el amor fluyendo en ella. Si lo sientes hoy, sentirás el movimiento desde tu interior…, se trata de una gran ¡Emoción por Existir! – Alejandro ArizA.

PD: Dejo un mensaje de voz para todos aquellos que tan amablemente me enviaron sus comentarios tan especiales en mi nota anterior. Un mensaje que sin duda merece llamarse: Gracias… (puedes escucharlo haciendo clic en él aquí abajo…).

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia