Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

El viaje del héroe. - Columnas

Todos, absolutamente todos, estamos invitados a realizar un viaje personal en esta vida. Un viaje que todos los días, en todo momento, nuestro corazón nos impele a seguir. Algunos se atreven a realizarlo. Otros no. Los que se atreven, son auténticos héroes de sí mismos e inspirarán a la humanidad a hacer lo mismo. Los que no, solo están aguardando a que algo les indique que también son héroes, donde quizá se inspiren por ver a los primeros. Atreverse a reclamar nuestro propio sentido existencial y seguir en pos de nuestro llamado, eso es el viaje del héroe. Y cuando te atreves a realizarlo, se abren puertas frente a ti donde nunca antes pensaste que existieran, incluso se abrirán exclusivamente para ti y para nadie más. De ahí que aún cuando quieras invitar a alguien a experimentar la maravilla que estas viviendo, nadie pueda ir ni cerca, porque el viaje es enteramente personal. Debes comprender y aceptar esto.

            Quien ha explicado esto abundantemente es el gran maestro Joseph Campbell, de quien he aprendido tanto. Este genio del siglo XX, experto en mitología, afirma en su interesante libro El héroe de las mil máscaras, que: “Desde que existe el hombre, en todos los tiempos y en cualquier circunstancia, los mitos han florecido; y han sido la inspiración de toda actividad generada por el cuerpo o la mente humanas”. Y sí, de hecho esta es la precisa razón por las que historias como “StarWars”, “El rey león”, “El Alquimista”, “Matrix”, “Harry Potter”, “Los caballeros de la corte del rey Arturo”, “La vida de Jesucristo”, “La vida de Buda”, por nombrar algunas famosas, han sido tan tremendamente exitosas a nivel mundial, porque a toda la humanidad le hacen sentir el deseo que todos, absolutamente todos, llevamos dentro, el de atrevernos a realizar nuestro propio viaje. Todas estas historias repiten el mismo patrón narrativo del viaje del héroe, como lo designó Campbell. Todas cuentan lo mismo, de una u otra forma. Entonces todas nos atrapan, nos cautivan, nos inspiran.

            Muchos de nosotros tuvimos nuestro primer contacto con la mitología en la escuela; estudiamos mitos y leyendas griegas, romanas, etc., algunas las recordamos y otras no. Pero lo interesante es que en todas estas leyendas, existía un mito. En todas se hacen las mismas preguntas: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cómo podemos alcanzar un plano más elevado? ¿Existe una fuerza en nuestro interior y más allá de nuestro ser corpóreo? ¿Existe Dios? ¿Cómo debe ser nuestra relación con Él y cómo nos guía? En el esfuerzo por entender estos trascendentes conceptos, la historia a creado mitos que nos ayudan a comprender y cuando se cuentan una y otra vez, nos atraen poderosamente. Algo en nuestro interior nos dice que ahí hay Verdad; y es que un mito no existe en el vacío, sino que captura el espíritu y las inquietudes de la vida, y es tan profundo que lo hace atemporal, de esa manera, en cualquier época, en todo momento, nos atrapa el mensaje. Un mito nos muestra aquello a lo que nos enfrentamos; en un mito se identifica a “los malos” –que a menudo resultan estar entre nosotros, esa parte nuestra que intenta detenernos el viaje— y nos enseña a derrotarles. Eso es también gran parte de la magia de un mito, nos ofrece esperanza.

            Tal y como varios eruditos han denotado, en la mayoría de los mitos existe una típica secuencia de acciones a realizar por el héroe. Primero, el héroe siente un llamado a una aventura y se debe separar del mundo real u ordinario en el que habita, marcando el inicio de una historia increíble. Luego, en el nuevo mundo, sucede el intrincado viaje del héroe, donde éste deberá superar pruebas y sortear muchos obstáculos en orden a conseguir una iniciación en disciplinas extraordinarias que hasta ese momento le eran desconocidas; finalmente, el héroe regresará para compartir con sus semejantes aquello que ha aprendido. Este es el viaje del héroe. Este es tu viaje. Y este es mi viaje sin duda. Incluso, si ahora que lees esto algo vibra en tu interior y te identificas (cosa que intuyo grandemente), ¡te felicito! Se trata de ver aquí, curiosamente en Nueva Conciencia, un espejo de tu vida. Te separas de la familia, te atreves a dejar la tribu, te alejas de tus amigos, de tu pareja, de tus hábitos anteriores, de tus creencias previas; para así, emprender tu sólo tu iniciación, el apasionante viaje con Nueva Conciencia, donde aprendes conocimientos y disciplinas que te hacen descubrir un mundo que nunca pensaste que existía; para que luego de asombrarte con tus hallazgos, quieras regresar a enseñarlos a los demás, donde te llevarás algunas sorpresas, entre ellas, ver que los demás no te entienden; pero luego, alcanzas a comprender que eso es enteramente normal; y es que no te entenderán nunca, quienes no se han atrevido a realizar su viaje. ¿Te sientes inspirado? Pues me falta mucho por comentarte. Sigamos...

            Cuando hace tiempo, iba de viaje con un querido amigo y le explicaba allá arriba en el cielo (íbamos en avión) que el viaje del héroe inicia en un punto y acaba exactamente en el mismo punto, me espetó: “Hum.., pues si acabas donde empezaste, ya que el viaje consiste en llegar al punto desde donde partiste, qué sentido tuvo moverse, mejor te hubieras quedado ahí, ¿no?”. Sonriendo le dije: “El viaje del héroe no se trata de un lugar a donde llegar sino lo que pasa contigo durante el mismo, y “el cómo” regresas. Eres otro entonces. Incluso llegando al mismo punto, pero ahí tu ya eres otro”. El viaje a menudo no es tan solo una aventura física que lleva al héroe de un lugar a otro (como cambiar de país, o salirse de la casa de sus padres, etc.), sino que también implica una circunnavegación espiritual, donde el héroe (tú, yo), pasa de un estado de ignorancia e inocencia a la plena iluminación a través de la valiosa experiencia. Si profundizamos más, se trata de un apasionante viaje destinado a conocerse a sí mismo, una increíble expedición cuyo verdadero destino final es nuestro propio reino interior, con todas sus virtudes y defectos. Y hoy te afirmo categóricamente algo: Cuando descubres quién eres en verdad, cuando viajas a tu interior espiritual, crees en ti. Y ahí, experimentamos una maravillosa e indescriptible expansión de nuestros poderes, una vívida renovación vital. Ahí se descubre un mundo insospechado que solamente quien se ha atrevido a lanzarse a su viaje lo sabrá. Antes nunca.

            Es menester advertir que en el viaje del héroe, siempre existen pruebas a superar. Esa será parte de la fascinación del viaje. En mi experiencia, una de las pruebas a superar es el falso amor. Seres que nos encontramos a nuestro paso que “en un maquillaje de amor”, solo están para detener nuestro viaje y no permitirnos avanzar. Y si quieres llegar a donde debes, deberás dejar ir, atreverte a soltar, para así poder continuar; no hay otra manera. Esta es una de las pruebas donde veo que muchos de mis pacientes no las superan y se estancan. Y es tan frustrante para mí ver su detenimiento. La gente tiene miedo a seguir y alcanzar a descubrir quiénes son realmente. Si supieran, tan sólo si supieran, que les espera un mundo maravilloso, el temor sería imposible. Tal vez por eso escribí tanto al respecto, para aprender a dejar ir, en mi libro “Siempre hay otra opción”, porque parte de mi misión es ayudar a que los demás emprendan y continúen su viaje. Créeme..., todo está bien. No tengas miedo. El miedo es un poderoso guardián del umbral –como mitológicamente podríamos designarle— que te impide salir a tu viaje para descubrir tu espíritu interior. Y es que la entrada al reino del espíritu interior está siempre bien guardada. Supera ese miedo con fe y ya estarás emprendiendo tu viaje. Insisto, para emprender tu viaje, para liberarte de las ataduras que definen tu vida diaria y cotidiana, deberás superar a los “guardianes del umbral”: miedos, personas o hechos que te impedirán enfilarte a tu camino. Esos guardianes pueden ser buenos o malos, y de hecho, los buenos son los más difíciles de superar. Como cuando alguien te dice: “...no quiero que te vayas, no me dejes”, o porque tu trabajo está “bien pagado” y las condiciones económicas te orillan a no tomar los riesgos de dejarlo. Ahí el héroe puede quedarse atrapado y no emprender su revelador viaje, no vivir su más auténtico destino.

            Pero una vez que te atreves a viajar como todo héroe, “solo(a)”, hasta entonces descubrirás magia en este mundo. Vivirás sincronías insospechadas, se aparecerán personas de tu pasado que solo estarán ahí para ayudarte, conocerás nueva gente que te motive a seguir, llegarán a ti libros que te inspiren, se aparecerán circunstancias y hechos frente a ti que no te podrás explicar pero que te ayudarán a continuar con el siguiente nivel. Con frecuencia el héroe reconoce la magia de la mano del destino en acción; sincronía al fin y al cabo. Y claro, ten por seguro que también se aparecerán nuevos y más poderosos obstáculos y peligros, incluso muchos de ellos tan difíciles de superar que tu sólo no podrás con ellos. Es precisamente ahí cuando se aparece otro mito en tu viaje, un personaje central en el viaje de todo héroe, un elemento sobrenatural que las mitologías llaman: el maestro o guía; alguien que, en palabras de Campbell: “...suele ser un personaje del bosque, ermitaño, pastor o herrero que se le aparece al héroe para proveerlo de amuletos y juiciosos consejos que el (la) joven necesite”. Este encuentro suele ser divino. Merlin para Arturo, Obi-Wan para Luke Skywalker, Rafiki para Simba, Dios Padre para Jesucristo, y así te podría nombrar muchos más. Se trata de alguien, que a todos los que hemos emprendido el viaje, se nos aparece, con poderes mágicos y cuya presencia nos protege y asiste para continuar nuestro camino. El “guía o maestro” ofrece consejos y adiestramiento, orientación e inspiración. Esos son los rasgos más comunes de un guía espiritual, que se sucede en todos los mitos y que se repiten hoy en día en la vida de cualquiera que desee emprender su viaje. ¿Te suena familiar aquí?

            Cuando así continúas tu viaje..., la vida es una mágica aventura en dimensiones indescriptibles que, insisto, solo lo pueden entender quienes ya se han atrevido a realizar su propio viaje. Todos nosotros nos rodeamos, incluso hoy en día, de talismanes, un objeto de gran simbolismo. Cadenas al cuello, piedras preciosas, fotografías en la cartera, dibujos de santos cerca de nosotros, objetos de aprecio muy particulares, en fin. La mitología en pleno, pero hoy en día. Objetos que haciendo alusión a un amuleto, pueden proteger al héroe del mal y que no requiere de ninguna acción por parte del héroe. Como te digo, esto se sigue haciendo hoy en día, al igual que siempre. Es la épica a interminable historia entre el bien y el mal. Esto existe y seguirá existiendo. Pero es hermoso saber de qué se trata y comprender el interesante mundo de simbolismos que tu y yo manejamos todos los días.

            Hoy que han pasado tantos años desde que me atreví a crear Nueva Conciencia, tanto en mí como para el mundo, me doy cuenta de que el viaje del héroe da comienzo siempre con la llamada de la aventura, el primer hecho en una interesante cadena que separarán al héroe de su hogar y su familia. En ocasiones, esa llamada se gesta en el propio interior del héroe debido a la naturaleza de éste y partirá por su propia decisión, pero lo más habitual es que el destino tiente al héroe, con frecuencia enviando un emisario, una persona, un animal, una carta, una nota en Internet (¿?), que literalmente lleva consigo un mensaje que motiva el inicio del viaje. Quizá esto sea parte de la magia de Nueva Conciencia y de mi presencia en tu vida. Festejo nuestro encuentro. Yo estoy aquí para ayudarte. Siempre.

            En el viaje del héroe, el sendero a veces será inescrutable, donde el héroe deberá aprender y tener fe, incluso en aquellos momentos en que la aventura parezca carecer de sentido. Pero por favor créeme en esto: si tienes fe y aguardas a lo que sigue..., nunca carecerá de sentido el viaje que has emprendido. Nunca. Sino todo lo contrario, pronto, muy pronto, empezarás a ver la luz que buscas, el Santo Grial que los caballeros medievales buscaron y guardaron celosamente, la Luz que nos prometen los grandes guías espirituales de todos los tiempos, y en una palabra, encontrarás tu identidad auténtica. Sabrás quién eres en verdad. Y pronto regresarás a decirlo al mundo. Juro que este viaje, con todo lo que implique, es una infinita fuente de... ¡Emoción por Existir! –Alejandro ArizA.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia