Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Existe un Secreto. - Columnas

Ya estoy total y plenamente convencido. Existe un secreto universal en esta vida, pero lo más curioso es que se trata de un secreto que anhela ser descubierto mediante la más poderosa forma: el deseo que cada uno de nosotros tengamos por saber.

            Sé que esta nota saldrá de lo convencional que he producido aquí en mi página. Sin embargo, “algo” me dijo que debo escribir. Yo hasta el momento no tengo ni idea clara ni cadencia adecuada para lo que escribiré aquí, pero no quiero que la clásica claridad de ideas sea una limitante para hablar hoy. He de confesarte que me siento un poco extraño en esta ocasión. Son de esos momentos donde algo me impide escribir al tiempo que otra fuerza más poderosa aún me propulsa a hacerlo. Como si se debatieran dentro de mí ambos impulsos. Uno me dice que debo tener prudencia y no hablar tan abiertamente de algo tan delicado, o de algo tan personal y quizá censurado. Pero otra parte de mí me dice que aún sabiendo todo esto, llegó el momento de hablarlo, porque quizá no sea tan personal. Y pues bien, si ya estoy aquí, me imagino que va ganando este último impulso. Sé que en mi página no hay censura, salvo la que yo mismo me proponga. Soy escritor y editor de absolutamente todo lo publicado aquí. Y si censurara en mi propia vía de comunicación, creo que sería el colmo. Esto lo he venido pensando en los últimos 3 días. Mis viajes más recientes, cuando vengo volando allá arriba en el cielo, me han ayudado a meditar la situación. Y pues este secreto te lo iré compartiendo poco a poco.

            Hay seres de dimensiones no físicas que se están comunicando con muchos seres humanos. Me está tocando experimentarlo intensamente en carne propia. Y cuando te digo “intensamente”, créeme que así es. Gran parte del secreto se está revelando. Existen seres amorosísimos, como yo nunca imaginé, colaborando con nosotros todo el tiempo. Esto lo había leído desde hace tiempo, pero una cosa es leerlo por ahí y otra cosa es que te hablen directamente a ti y sin indirectas. Si yo te comentara lo que he vivido en los más recientes días de mi vida, quizá ahí sí ya sería imprudente. Aquí todavía me censuro y solamente he podido hablar con mi alma gemela, ella tampoco sale del impacto de lo que me ha sucedido. No sé el grado de conciencia de quien me esté leyendo y las consecuencias que tendría saber las experiencias más intensas de las últimas tres semanas de mi vida. Lo único que te puedo adelantar es que pararte frente a un espejo tiene más funciones que ver tu propio reflejo.

            Por otro lado, hoy quiero compartirte que tengo escrito desde hace algunos años gran parte de un libro cuyo título es “Mi Experiencia con Dios”, y trata de un diálogo que tuve directamente con Él. Hoy se me ha explicado que fueron de mis primeras experiencias canalizando un mensaje. Escribirlo fue una de las experiencias más sorprendentes de mi vida y de la cual no logro salir todavía. Cada vez que tomo entre mis manos las hojas que llevo escritas, me viene una sensación sobrecogedora y se me eriza la piel, ¡eso pasa siempre! Apenas hasta hoy sé que se trata de la tremenda frecuencia vibratoria en que se encuentran esas hojas. Todo esto y más es algo que solo sabe mi alma gemela. Lo empecé a escribir hace años y nunca lo he publicado. Lo he mostrado a varias editoriales y se han mostrado interesadas en esta singular obra, pero por una u otra razón no me decidí a dárselos. Sentía que “se salía de mi estilo” y mejor era guardarlo. Por supuesto que había cierto temor en mí. Pero creo que hoy, al fin, he alcanzado el momento donde se llega más allá del miedo..., allá donde hay amor. Hoy que existe la Editorial Nueva Conciencia, creo que también llegó su momento para salir a la luz a través de esta vía. Si no lo he publicado es porque en aquel entonces mi estado de conciencia no me permitía ver lo pasaba aquí, pero hoy he empezado a comprender un poco más y sabiendo que existe un secreto, también me he dado cuenta de que este gran secreto desea ser conocido.

            El campo cuántico existe. Esto no es ningún secreto obviamente. Pero la forma conciente de entrar a él, sí es un secreto y se me ha dicho que debe ser conocido por más personas. Quizá sea mi turno de hablar. Y se me está preparando para confesar todo lo que estoy sabiendo y compartirlo en mi siguiente conferencia masiva. Sé que “La Fuerza del Pensamiento” será solo una puerta de entrada para que tenga el valor de decir y confesar la parte del secreto que se me está revelando. Lo prometo hacer en esa conferencia, aunque se esté preparando otra más y específica.

            Había leído que se está sucediendo un avance colectivo en el estado de conciencia de la humanidad en general, había estudiado los avances en nuevas activaciones de ciertos filamentos del DNA en varias personas, había conversado de estos temas con autoridades de talla mundial, pero insisto, una cosa es haber leído, estudiado o conversado, y otra es empezarlo a sentir y vivir en tu propia experiencia como humano. Aquí no tengo todavía las palabras para decirte cómo se está sucediendo lo que me está pasando. Lo único que te puedo adelantar hoy es que he notado que en mis últimas conferencias, en mis más recientes 3 por decir, siento –y a momentos veo— perfecto cómo hay seres arriba de varias personas de mi audiencia. Y también he notado cómo ha cambiado mi discurso. Ya no hablo como antes. Cada vez tengo menos interés en hablar de mis clásicos temas “empresariales”. Desde hace años dejé ese giro, pero no había sentido tanta responsabilidad por hablar de un secreto. Quizá se me está usando. No, quitemos el quizá. Se me está usando y apenas estoy sintiendo el placer de que se me use para esto. Hace años me daba cierta vergüenza y hoy la vergüenza me es nimia importancia. Hoy estoy empezando a acariciar el placer de la incertidumbre. No sé que va a pasar cuando use mis foros para confesar esto, pero hoy parece que debo hacerlo. (¿Sabes? Mientras escribía esta última línea, noté que mi respiración se agitaba muy marcadamente y estoy sudando. Es la 1:20 de la madrugada y aquí donde estoy no hace calor).

            Existe un secreto y éste anhela ser revelado. Si estas leyendo esto, estoy seguro que tu leyenda personal te ha traído hasta aquí. Quizá haya llegado también tu momento de ascender al siguiente estado de conciencia. Quizá te suene absurdo todo lo que hoy he querido decir aquí pero quizá no. Yo no sé si hoy estoy usando mi página como vía catártica de mis más recientes experiencias. Pero también sé que en mi propia página y en mis notas del diario, se vale darme la oportunidad aunque sea una vez.

            Las sanaciones que se están sucediendo en mi consulta con el simple hecho de que yo pase mis manos cerca del paciente me están alarmando. Todos mis colaboradores dentro de mi oficina son testigos oculares de lo que hoy confieso aquí. Pero qué mejor que mis pacientes donde con su vida atestiguan lo que está también sucediendo con mis manos. Hace 18 meses aproximadamente que empecé con estas misteriosas experiencias con mis manos, hace 18 meses tuve temor de hablarlo abiertamente y confesar este secreto. Pero hoy, luego de tantas evidencias, éstas me han ayudado a hablar. Una amiga me dijo que mi más reciente libro “Cree en ti”, lo había titulado así para que lo leyera yo mismo. Estoy empezando a pensar que quizá tenía cierta razón en su comentario. Antier llegó a mi consulta un niño de 9 años con importantes alteraciones en su piel, tenía llagas. Mientras que dermatólogos le habían dicho a él y a su madre que mejor se empezara a acostumbrar a vivir para siempre con esas alteraciones porque eran incurables, yo al verlas supe que se le quitarían (y no sé nada de dermatología). En una lesión que tenía en su brazo, cuando el niño me la enseñó, me dijo: “...me arde un poco y me da muchísima comezón, de hecho ahora mismo me estoy aguantando mucho porque tengo muchísima comezón...”. En ese momento pasé mi mano cerca de la herida y 2 segundos después el niño dijo: “....¡Mamá..., ya no tengo comezón!...”. La misma madre atestiguó esta escena. El niño no dejaba de ver mi mano con sus ojos exorbitados y..., en un momento yo tampoco. No sé que me pasa, pero lo que sí sé es que “algo” me pasa y en beneficio de las personas. 8 minutos después de que pasé mis manos por las alteraciones de la piel del niño (cerca de ellas), sus llagas se cerraron en un 70% y el niño con su propia voz me dijo: “...siento perfecto cómo se me están cerrando ahora mismo”. Esto es sólo por comentarte mi experiencia con mi paciente más reciente, pero no acabaría aquí lo que llevo en más de 150 casos de todo tipo, además tampoco creo que sea el momento para seguir.

            Ayer por la noche, estando en la ciudad de Monterrey, al llegar a mi hotel luego de la conferencia que fui a dictar, al quitarme la ropa hice conciencia de una voz dentro de mi cabeza que me decía clarísimamente: “...debes organizar una conferencia masiva, totalmente gratuita, donde nadie pagará nada, y deberás decir todo lo que te está sucediendo y mostrar las herramientas que te estamos dando”. Me dejé caer en el sillón de la sala de mi habitación. Respiraba jadeando. La voz fue clarísima. De repente, en mi mente me pregunté ¡¿cómo?! Y de inmediato volví a escuchar: “...nosotros nos encargaremos. Haremos llegar a ti patrocinadores, empresarios que se unan a tu misión, y de esa manera la gente no tendrá que pagar nada para que reciba el beneficio. Pide”. Juro que estaba en mis cinco sentidos y sin ningún estimulante circulando por mi sangre. Luego, algo me dijo que lo que acababa de escuchar lo debía poner en una nota de mi página...., y con toda la incertidumbre que esto acarree y sin saber claramente el objetivo, pues aquí estoy obedeciendo. No se cuándo ni cómo ni dónde será esta conferencia, intuyo en abril, pero quizá sea más pronto. Por cierto, encuentro muy simbólico que ahora que escribí este párrafo, dije arriba que “...al quitarme la ropa...”, sucedió esto, y quizá de eso se trate, de encuerarse para decir la verdad, de quitar lo que está en la superficie para llegar a la profundidad de la verdad. No sé. Simplemente lo acabo de encontrar muy simbólico. Quizá ya me cansé de dictar tantas conferencias en los últimos años para darle gusto al cliente terrenal, y quizá hoy mi discurso cambie para darle gusto al cliente celestial. No sé. Hoy siento que muchas decisiones ya no están en mí, sino a través de mí.

            Créeme, cuando sepas lo que debo decirte en un futuro muy cercano en donde no meteré mano y dejaré que las señales se sigan dando, que las personas que quieran colaborar se acerquen, que quien quiera ayudar en la logística me busque..., todo lo que creímos que daba emoción por existir, no se comparará con lo que verdaderamente ha generado esta Nueva Conciencia en mí y en muchos..., una más que “divina” emoción por existir del siguiente estado. – Alejandro ArizA.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia