Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Vive el momento. - Columnas

Vivir inmerso en el momento es algo de lo más valioso que podemos hacer para disfrutarlo. Todo tú, todo tu ser estar en el ahora. Ser y estar en el aquí y en el ahora es claramente una opción que tienes en todo momento. Tú eliges. Varias veces he comentado que: Dichoso aquel cuya mente y cuerpo están en el mismo lugar y al mismo tiempo. Ahí se vive la dicha de sentir a Dios. ¿Por qué te digo esto? Pues porque estamos pasando muy velozmente en el tiempo, y ¡vale tanto disfrutarlo! Pero la clave para ello es decidir concientemente ser y estar ahí. Si te vas del momento presente, le abres la puerta a la culpa viajando a tu pasado o a la preocupación viajando al futuro. Date la oportunidad de vivir, por lo menos de vez en cuando, sólo el momento y nada más.

            El lunes pasado fui a dictar una sesión a una extraordinaria empresa y recuerdo perfecto que las palabras del director cuando me vio y me saludó fueron: “...ya se nos fue enero”. Para mis adentros pensé: ¿¡Qué, qué!? Pero si era apenas 10 de enero y este gran ejecutivo me decía que ya se nos había ido el mes. Sin embargo..., en el fondo tenía razón en su comentario como metáfora. Con la cantidad de compromisos, el mes ya estaba saturado y para planear algunas otras actividades se debían plantear para el mes siguiente. Sí, la verdad me pasa igual entre tantas conferencias, viajes, consultas, y mi próximo programa de televisión, pero ¡hay una forma de salirse sin dejar de lado! Más adelante te comentaré cómo. Luego, como para dramatizar más el concepto de aquel director, hace unos minutos que escuchaba a mi “fitness coach”, Jorge Cruise, (de quien aprendo a cuidarme un poco en estas prisas cotidianas), me recomendó una página de Internet para ciertos ejercicios. Y cuando entré, ¡zas!, aparece un corazón en un banner promocionando “Valentine’s Day”. ¡Ya se empieza la mercadotecnia del día del amor y la amistad! Pues sí, entonces tal parece que ya se nos fue enero. Pero he de decirte algo: me rehúso tajantemente.

            No me gusta vivir en la vorágine de las promociones de temporada donde me queda claro que lo único que se desea es vender, vender y vender no importando la figura del momento, primero Navidad, seguida de Reyes, y casi ya traslapándose el día del amor y la amistad para que ya muy pronto empiecen las promociones de viajes de verano a la playa. No, no, no. Eso no puede ser para el bienestar del ser humano. Por ello insisto tanto en no vivir a expensas de lo que “afuera” nos quieren vender los medios de publicidad, en no vivir a las expensas de nuestro ego que tanto disfruta con los parámetros de la imagen y la moda. No. En Nueva Conciencia prefiero vivir según mi reloj interno, mismo que se para con singular frecuencia y me permite estar presente en el aquí y en el ahora. Me permite disfrutar el momento sin la más mínima ansiedad de que se vaya a acabar muy pronto o de que ya tengo que avanzar al siguiente. De hecho, ahí, en nuestra dimensión espiritual, no existe el tiempo. Ahí simplemente se es y ya. Ahí se es y se está al mismo tiempo. Tal como lo explico en uno de los capítulos de mi libro “El verdadero éxito en la vida”, edición especial Nueva Conciencia, en el 8º de la segunda parte, cuando uno vive el momento y nada más, se pasa de la apreciación a la admiración, de una mera charla a momentos de revelación, de un mero protocolo a una verdadera ayuda. Estas son 3 maravillosas transformaciones que se suceden cuando vives el momento.

            Por ejemplo ayer, como todos los martes, vivo momentos tan tremendamente intensos llenos de felicidad, admiración, revelación, y verdadera ayuda. Desde hace casi 6 años he desarrollado el hábito de estar embebido con mi alma gemela, mujer a la que amo, en una dramáticamente exquisita cena, conversando de todo lo que nos pasa en la vida, en su trabajo y en el mío, tremendamente concentrados el uno en el otro cada vez que alguien tiene la palabra y sin interrumpirnos jamás, admirándonos de lo que la vida nos ofrece para experimentarla, al grado que muchas veces al día siguiente nos percatamos que nuestros cuerpos cenaron, pero nosotros estábamos cenando las palabras uno del otro. Salimos a caminar y gozamos tanto ese paseo, para luego, regresar y sentarnos riquísimo en la sala para ver la única media hora de televisión a la semana que vemos admirando nuestra serie favorita (¡favoritísima!) con total concentración. Reímos y reímos, comentamos el tremendo paralelismo que existe entre esa serie y nuestras vidas reales, esto ha sido algo increíble en nuestras vidas. Luego nos quedamos a charlar muchas veces con la luz apagada o muy tenue solo viéndonos uno al otro y así nos solemos quedar 7 horas en promedio. Y siempre hay algo interesantísimo que conversar. Nos ayudamos mutuamente en estas reflexiones. Son momentos divinos. Amo los martes con mi alma gemela. Pero, ¿Cómo hemos logrado esto? Decidiendo vivir el momento y nada más. Se apagan celulares, se apagan los Nextel, se desconecta el teléfono, es decir, nos bajamos del mundo y disfrutamos y reímos y conversamos con tremenda paz. Y todos los días procuramos hacer lo mismo, excepto ver televisión ni apagar los teléfonos. Leemos, compartimos lo aprendido, comentamos de la vida presente, y así sentimos la presencia de Dios muchas veces.

            Algo que recomiendo mucho, además de poder convivir con alguien así (y si no mejor no convivir), es procurar el silencio estando solos. Practicar muy seria y cotidianamente la meditación. Eso nos devuelve al aquí y al ahora. Eso nos saca de la vorágine que te comento que hacen los medios de publicidad y los compromisos de trabajo en general. Tan solo 20 minutos por la mañana. Incluso 5 minutos de meditación resultan valiosos. Pronto te comentaré más acerca de esto. Hoy amanecí con la idea de producir un CD con mis técnicas de meditación.  Creo que ayudaría. Ya te avisaré qué pasa con esta idea.

            Por favor, siente Nueva Conciencia y si tu corazón te lo indica, sigue mis recomendaciones, vive más tu momento sin pensar tanto en el que sigue. Eso te permitirá admirar, te favorecerá conversar con hermosas revelaciones y te dará más claridad mental para ayudar a los demás. ¡Feliz 2006! (Ah...., verdad? Para que veas lo que se siente adelantarse tanto). Sonríe. Es una buena señal de que estas viviendo el momento. Nos estamos viendo aquí en Nueva Conciencia, con la sana opción cotidiana que tenemos de experimentar ¡Emoción por Existir! –ArizA.

 

Pd.: ¿Te gustaría que se abriera una opción aquí en las notas del diario para que pudieras escribir tu opinión y conversar con las personas que entran a Nueva Conciencia? Por favor, si gustas y tienes tiempo, escribe tu opinión al respecto de hacer un foro para que ahora te toque escribir a ti también aquí en Nueva Conciencia, a: opinion@nuevaconciencia.com.mx

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia