Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Año nuevo... ¿Un nuevo comienzo? - Columnas

Una de las mayores bendiciones que puedo tener como humano es saber que puedo cambiar y que cualquier cosa que haya hecho no determina mi vida, ya que sólo lo que decido hoy es lo que está creando mi verdadero futuro. No soy una entidad fija y determinada por lo que he vivido o hecho, sino que soy un mundo de posibilidades cambiantes en mí mismo y ¡todo el tiempo puedo elegir un nuevo comienzo! Y así, efectivamente cambiar. Esto lo dije para mí y para ti. Es para todos los humanos. Nada en la vida de una persona es forzosamente para siempre, nada, el hábito más arraigado termina cediendo ante el deseo más ardiente y ferviente por cambiar. Pero solo se necesita precisamente eso: saber que puedes cambiar en todo momento mediante un deseo ardiente o ferviente por lograrlo, es decir, pasión por cambiar. Aquí en Nueva Conciencia se trata de pasión por despertar y ver más luz, comprender más, perdonar más, o en una palabra: saber amar más. Ese es mi objetivo durante este año que inicia. Y quizá de esta manera pueda inspirar a hacer lo mismo a toda la gente que confía en mi filosofía de vida.

            Quise empezar el año haciendo algo que me encanta y pues aquí estoy, escribiendo. ¡Me encanta escribir! Y me fascina visualizar la posibilidad de que esto le sirva y ayude a otra persona. De tal suerte que el encanto es doble. Te envío un abrazo con mucho cariño y en él mis mayores felicitaciones por haber llegado a este otro año juntos, 2005. Ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo durará nuestra experiencia como humanos, ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo viviremos aquí en la Tierra, y por ello, me llega a emocionar que podamos convivir otro rato todavía. ¡Es maravilloso estar vivos! Es emocionante la experiencia de ser humano. Y sé que cada vez que iniciamos un nuevo año, como hoy, existe en la mente y corazón de miles de personas el deseo de cambiar algo. Queremos mejorar nuestra salud, optimizar alguna habilidad determinada, innovar algo en nuestra personalidad, conocer nuevas dimensiones de nuestro ser, en fin. Los clásicos propósitos de año nuevo. Sin embargo, cuando digo año “nuevo” me atrevo a preguntar si efectivamente será esto garantía de un nuevo comienzo. Yo creo que no.

            Si decides hacer algo nuevo con tu vida este año, entonces y sólo hasta entonces sí será un nuevo comienzo, entonces sí será un año nuevo para ti. Si continúas viviendo de la manera en que siempre lo has hecho, es decir, si te mantienes en el mismo estado de conciencia con sus iguales comportamientos ¿dónde está lo nuevo? Si tú no tomas la determinación de hacer algo verdaderamente nuevo en tu vida, o sea, si no decides entrar y conocer un nuevo estado de conciencia, no habrá diferencia alguna entre la semana pasada y la que entra, ni siquiera entre ayer y hoy, ni siquiera entre hace un minuto y este. Nada es nuevo si nosotros no elevamos nuestro estado de conciencia precisamente a una Nueva Conciencia desde donde emprendemos el entonces verdaderamente nuevo comienzo incluso recorriendo el mismo camino. Como te dije al principio, es una bendición de Dios saber que podemos cambiar. “Cambiar” hoy lo interpreto como la bendición de podernos conocer cada vez más a nosotros mismos, ¡eso es el verdadero cambio, eso es el verdadero nuevo comienzo! Tal vez por eso vivamos en ciclos, para que cada año (cada ciclo), se nos de la oportunidad de volver a empezar pero no tan solo el ciclo, sino la forma de vivirlo, ¡eso es lo verdadera y apasionadamente nuevo! Un auténtico nuevo comienzo solo puede ser mediante una Nueva Conciencia. Insisto, es interesante que, como ciclo, puede tratarse del mismo camino, ¡pero recorrido de una forma tan diferente! Puede tratarse del mismo trabajo, del mismo cuerpo, del mismo jefe, del mismo ambiente, del mismo dinero, de la misma casa, de la misma ropa, del mismo auto, de la misma dinámica familiar, del mismo clima, de las mismas vacaciones, de la misma escuela, del mismo mundo, de la misma pareja, de ti mismo, ¡pero todos ellos vividos de una manera tan distinta! Esa es la oportunidad de un nuevo comienzo en cada ciclo que se repite: tu Nueva Conciencia de ti mismo, de los demás, de las cosas y del mundo entero. Todo afuera es exactamente igual, idéntico. Pero solo puedes alcanzar a ver algo nuevo afuera si el que cambia eres tú en tu corazón, lugar donde hoy sé que radica el núcleo de una Nueva Conciencia. En tu corazón. En determinado estado de conciencia (uno muy primitivo, por cierto) la gente cuando escucha la palabra “conciencia” la asocia con la mente, con la cabeza o el cerebro. Pero cuando elevas tu estado de conciencia, alcanzas a entender que “conciencia” está en todo tu ser, de hecho lo es todo. De esto te hablaré a lo largo del año; para un día primero de enero es más que suficiente saber esto.

Lo “nuevo” lo llevamos dentro y solo está aguardando para que lo dejes salir y te sorprenda y lo disfrutes. ¿Cómo dejar salir lo nuevo? Respuesta: ¡Cree en ti! Cree que puedes y podrás. Creer es crear. Creer en ti es crearte porque creer en ti es conocer a Dios, el Creador. Afirmo: sí puedes cambiar. ¡Claro que puedes! Claro que puedes conocer más de ti mismo al encontrar tu espiritualidad, claro que puedes incrementar tus conocimientos, claro que puedes mejorar tu figura, claro que sí puedes adquirir nuevos y más sanos hábitos de vida, claro que sí puedes vivir más en paz, claro que sí, por supuesto que sí puedes conocer a Dios sin necesidad de morir. Claro que puedes. Y lo afirmo porque otros, al igual que yo, hemos podido y con ello aparece la posibilidad presentada al mundo para que cualquiera otro lo logre. ¿Quieres un año nuevo, pero verdaderamente nuevo? Entonces HAZ algo nuevo con tu vida elevándote a una Nueva Conciencia, genera desde tu corazón un nuevo comienzo. ¿Y sabes cómo puedes convencerte totalmente de que puedes generarlo? Respuesta: Cree en ti.

            Que tu vida se colme de bendiciones, las que tú mismo permitas que lleguen a ti. Que tu experiencia como humano sea de una gran emoción por existir, misma que surge de tus hallazgos por descubrir quién eres en verdad mediante una Nueva Conciencia de ti mismo. Con cada paso que des en tu propio auto-descubrimiento, siempre será nueva tu Nueva Conciencia.

            Amor y luz...     Alejandro ArizA.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia