Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

¿A la 3a? - Columnas

Cuando uno quiere darse cuenta de lo verdaderamente valioso en la vida, no es necesario esperarse hasta envejecer, llegar a la 3ª edad, ya que sería muy tarde. Uno de los comentarios que recibo con frecuencia es cuando personas mayores me dicen que opino como si tuviera muchos más años y se sorprenden de que a mi joven edad (aclaro, "joven" desde el punto de vista de ellas) concluya algunas ideas “propias” de la 3ª edad. Yo no creo que sea necesariamente así. Basta con que queramos despertar en el momento que sea de nuestra vida y ya está.

            Hace unos días fui al teatro musical, que tanto me gusta, acompañado de una amiga que resulta ser mi vecina. Es una señora mayor, inteligente y guapa. Acepto que me encanta convivir con personas mucho mayores que yo. Al salir del teatro la invité a cenar y cuando le comentaba lo rápido que se está pasando la vida y así lo imperioso de darse el espacio para convivir como lo estábamos haciendo, tan rico, tan ameno, tan espiritual, con una cena tan deliciosa, con un café sublime, en un lugar exquisito, me volvió a hacer el comentario de siempre: “…pero tú estás muy joven para estar pensando así”. No creo, incluso así pienso desde que tenía 19 años, y es que cuanto antes mejor. Darse cuenta de cómo está pasando el tiempo y valorar más los divinos momentos de la vida que podemos cocrear, es algo independiente de la edad que uno tenga. La madurez no es cuestión de envejecimiento, es cuestión de sabiduría elegida con nuestro corazón en cualquier etapa de nuestra vida. Y la sabiduría no es cuestión de conocimientos, es cuestión de conciencia. Siempre he creído que alguien culto es quien tiene muchos conocimientos, pero sabio es solo quien ha despertado su conciencia; y para sorpresa de muchos, uno no implica lo otro. Basta con querer ver y aprovechar el descubrimiento para capitalizar toda experiencia propia o ajena, ayudándonos a revisar y volver a jerarquizar nuestros valores con lo que uno descubre, para avanzar en la conciencia. Eso es gran parte de la filosofía Nueva Conciencia. De igual forma, la semana pasada recibí por correo electrónico con un pensamiento que me encantó por su sabiduría. También me fue enviado por una señora mayor que gusta de colaborar en Nueva Conciencia. Sin más preámbulo, te lo dejo aquí para tu disfrute. Espero te agrade…, hay verdades sabias en este pensamiento que hasta la 3ª edad varias personas se percatan, sin embargo, espero que no necesites llegar a la 3ª para comprender y actuar en consecuencia, y si ya llegaste, que mejor que confirmarlo o incluso aprenderlo…

“Dicen que a cierta edad las mujeres nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.

Yo no se si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora, nunca me sentí tan protagonista de mi vida y nunca disfruté tanto de cada momento de mi existencia.

Descubrí que no soy una princesa de cuento de hadas, descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas. Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás.  Y a pesar de ello.... ¡quererme mucho!

Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fui..., sonrío a la que soy. Me alegro del camino andado, asumo mis contradicciones. Siento que debo saludar a la joven que fui con cariño, pero dejarla a un lado porque ahora me estorba. Su mundo de ilusiones y fantasía ya no me interesa. Que bueno vivir sin poner el listón tan alto. ¡Que bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!

La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse. El ser humano tarda mucho en madurar, ¿verdad?”.

Pues yo creo que el ser humano tarda en madurar el tiempo que desea, porque la invitación a madurar se sucede todos los días. Madurar poco a poco a la edad que sea, es una gran fuente de… ¡Emoción por Existir! –A.ArizA.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia