Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

¡NUEVOS LIBROS DE ARIZA!

Lanzamiento mayo 2016

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Mi cita con el Infinito. - Columnas

Estoy sorprendido. A momentos como asustado y a momentos alegre, también con una sensación de ya querer saber qué sigue y con mi mayor disposición a ser llevado hacia donde me tenga que ir, como en los últimos 13 años de mi vida, rindiéndome y aceptando a donde se me lleve. El día de ayer leía “El lado activo del Infinito”, luego de varios días de haber dejado la lectura por cuestiones de trabajo, en un capítulo tremendamente impactante para mí por la sincronía del momento en que lo estudiaba, donde el gran maestro chamán Don Juan, me decía directamente a mí, a través del autor, lo siguiente:

         “Todo lo que hagas tiene que ser un acto de brujería. Y un acto de brujería significa un acto libre de expectativas intrusas, libre de temores al rechazo, libre de ilusiones de éxito. Un acto libre del culto del yo; todo lo que hagas tiene que ser al momento, un acto de magia en que te abras libremente a los impulsos del infinito”.

Llevo poco más de 13 años viviendo solo por impulsos y hasta ahora me doy cuenta de la trascendencia de vivir así. En más de una ocasión en mi pasado, familiares me tildaron de irresponsable, pero a la vuelta de los años, no creo serlo. Qué bueno que no les creí. Desde su muy particular estado de conciencia, mi actitud ante la vida se veía como franca irresponsabilidad, pero ya desde otro estado de conciencia, hoy sé que se trata de vivir rendido a lo que el infinito me depara al haberme elegido para un fin específico. ¿La manera de hacerlo? Actuar por sanos impulsos. Hoy sé que esa es la manera en que se comunica el infinito con los humanos-chamanes. Impulsos. Desde hace años, solo me dejo llevar, y hoy me hacen cimbrar hasta la médula de mis huesos, las palabras de Don Juan:

         “Lo único que puedo comentar es que los guerreros-viajeros se tienen que dejar llevar. Van a donde los lleva el impulso. El poder de los guerreros-viajeros es estar alerta para conseguir el máximo efecto con el mínimo impulso. Y sobre todo, su poder está en no interferir. Los sucesos tienen una fuerza, una gravedad propia, y los viajeros son simplemente eso, viajeros. Todo lo que los rodea es sólo para sus ojos. De esta manera, los viajeros construyen el significado de cada situación, sin preguntar nunca cómo fue que pasó así o asá”.

Hace una semana tuve el impulso de tomarme tres días de vacaciones con ciertos amigos. Organicé todo el viaje por impulso, ya que si metía a mi ego en la toma de decisiones, seguramente cancelaba el viaje por razones más que justificadas que mi ego me dicta. Sin embargo, desde hace tiempo siento en mi interior que algo muy fuerte me espera, un cambio trascendente en mi vida durante este viaje y que lo debía hacer en la forma, destino y amigos que participarían en él, diseñado así por mi impulso. No alcanzo a detectar de qué se trata, pero siento perfectamente bien su acercamiento. Y también siento que no debo dar marcha atrás. Vamos, quizá ya sea muy tarde o incluso imposible. Como dice Don Juan: “De todos modos, el infinito escoge. El guerrero-viajero simplemente cede a su selección”. En estos momentos me encuentro así, y alguien me ha enseñado que lo único que necesito en este momento de mi vida es sobriedad, fluidez y abandono para poder enfrentarme a lo que viene.

            Desde hace algunos días me pregunto si se me está preparando para un encuentro con el infinito, del que tanto he estudiado en los últimos meses, curiosamente. Ayer mismo en la noche mientras leía apasionadamente y estudiaba con profundidad las lecciones que me ha dado mi chamán, me cuestioné interiormente: ¿En este viaje tan súbitamente “impulsado” tendré una cita con el infinito? ¿La estoy teniendo ya? En fin. Simplemente dejé un rato las preguntas de lado y continué con mi estudio. Breves momentos después vino a mi mente algo que aprendí hace algunos años acerca del numero 18 con mi maestro, amigo y colega, Wayne Dyer. Es un número que hoy me encanta por lo que simboliza para nosotros. El 18 lo entiendo como el símbolo de uno (1) con el infinito (8). Hoy sé que en el 18 se simboliza el encuentro de uno con el infinito. Esta idea “apareció” en mi mente así como así, instantes después de haberme hecho las preguntas. Se me hizo curioso que me brotara en ese momento este conocimiento que tenía guardado desde hace varios años. Luego, cuando terminé mi sesión de estudio, se me ocurrió tomar mis documentos de viaje, para tenerlos listos. Al ver el número de reservación del hotel sentí un escalofrío muy discreto que recorrió toda mi médula espinal: #188118-1.  Posteriormente, revisé los documentos de reserva y compra de boletos de avión. Estoy acostumbrado por mi trabajo a que alguien siempre me haga el favor de reservarme y comprarme mis boletos, de hecho, trabaja conmigo un concierge personal que siempre se encarga de mis viajes particulares en Nueva Conciencia, pero en este viaje, rara y curiosamente, sentí que lo tenía que hacer yo solo todo, y decidí adquirir los boletos por Internet desde hace tres días y hablar personalmente al hotel con mis amigos del destino al que voy para mis habitaciones acostumbradas. Es la primera vez en mi vida que yo personalmente hago esto. Al revisar la única fecha que tenía disponible para mi salida me di cuenta de que la había programado para hoy por la noche, día 18. Luego, ví la hora de salida del vuelo, 9:45 pm, y algo me dijo en mi interior que sumara esos números, misma suma que da 18. Ante una sensación en mi interior difícil de describirte, di vuelta a la hoja que imprimí como referencia a mi compra por Internet, y apenas hoy vi la hora en que hice la transacción hace tres días: 18:18 hrs. Luego de estas sorpresas difíciles de explicar para mí, quise volver a confirmar mi habitación acostumbrada y llamé al hotel para pedir el número de mi habitación, y sí, es la 1118. Vamos tres amigos de viaje hoy por la noche. ¿Tres al encuentro con el infinito? No sé, pero lo que sí sé es que por lo menos yo sí, siento y me queda claro que tengo una cita con el infinito en este viaje. También sé que me debo preparar para lo que viene en mi vida. ¿Por qué? Por lo que el gran maestro chamán me advierte en lo que precisamente estudié apenas ayer por la noche:

         “El infinito te está reclamando como propio. No importa lo que utilice para señalarte eso, no tiene otra razón, otra causa, otro valor que eso. Lo que debes hacer, sin embargo, es prepararte para el ataque violento del infinito. Debes estar en un estado de continuo desvelo, afirmado para recibir un golpe de enorme magnitud. Ésa es la manera sobria y cuerda en que los chamanes se enfrentan al infinito”.

Al principio, las palabras de Don Juan me dejaron con temor. Hoy siento que esa fuerza viene sobre mí y me asusta un poco. Con mi alma gemela vengo platicando desde hace un par de semanas acerca de un gran cambio que se avecina en mi vida. ¡No puede ser tanta coincidencia! De hecho sé que las coincidencias no existen, y así más me asombro al alcanzar a ver cómo se me está preparando para lo ineludible de lo inevitable. A veces, nos escondemos en nuestras actividades, siendo esta forma una muy socialmente aceptable como escondite. Pero llega el momento en que uno descubre que eran eso, un escondite, pero el infinito te encuentra estés donde estés. Desde ayer en que me quedé en mi santuario (mi casa) diseñé todo para pasar varias horas en total silencio. En algún momento mientras meditaba sentí emoción, emoción por algo que no detectaba claramente, pero la emoción sí. Horas más tarde, al estudiar mi libro, encuentro este otro párrafo sincronístico:

         “Don Juan había dicho que los chamanes de su linaje consideraban que uno de los resultados más codiciados del silencio interno era una interacción específica de energía que siempre se anuncia con una profunda emoción”.

A cada pregunta se me “aparecían” las respuestas en cuestión de minutos. Y hay momentos en donde no tengo cómo explicar lo que me pasa. Y sé bien que le debe de pasar a mucha gente, a otra tanta todavía no, y a mucha más ni le importa. De hecho, no sé porqué elegí esto para compartirlo en mis notas, pero algo me dijo que lo hiciera. Para mí, lo que está pasando es todo un suceso que me llena de emoción por existir. Y me vuelve a sorprender que lo último que leí ayer fueron las siguientes palabras:

         “No te abrumes por el suceso porque no puedes describirlo. Es un suceso más allá de la sintaxis de nuestro lenguaje”.

-ArizA.

Envía esto a un amigo Imprime esta página

Si gustas, escríbenos tus comentarios acerca de esta publicación aquí en Nueva Conciencia...

Tu evaluación es:

(1 al 5, siendo 5 lo mejor para esta publicación)

Título para tu comentario:

Escribe tu comentario:

Nombre:

¿De dónde eres?:

(Ej. México, D.F.)

Correo electrónico:

Código de permiso:
(para enviar tus comentarios copia los caracteres de abajo tal cual salen en la figura, observando que algunas letras son mayúsculas y otras minúsculas)

Ver comentarios de otros

Copyright © 2017 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.

Nueva Conciencia Nueva Conciencia